ZOOTOPIA
october 2016
curated by Básica TV







Si pudieras ser otro animal, ¿cuál serías? Sorpresa, maldita. Desde el 2016 oficialmente sos lo que quieras.

Cuando Disney estrenó Zootopía, a principos de 2016, su equipo de prensa contactó a algunos grupos de furries, incentivándolos a postear con el hashtag de la peli y así conseguir entradas gratis. Era más que evidente que el público objetivo de Disney era la comunidad furry; Con un zorro entre los protagonistas y demás personajes antropomórficos (Shakira hace de una gacela sexy), la peli es 100% furr. Pero Disney nunca lo admitió explícitamente o mostró su apoyo al fandom. Lo mismo con Tony, el tigre de los cereales Kellog’s. Su físico macizo y onda de chongo lo hacen el favorito del fandom. Cada vez que twitea le llueven súplicas de sexo bestial. La compañía decidió bloquear a todos los furries, indiscriminadamente. Like total genocidio virtual. Es que una empresa de alimentos o de entretenimiento familiar no quiere estar directamente vinculada a los furries, porque todo se relaciona al yiff (sexo furry), y con eso, bueno; a la zoofilia.

El sexo entre diferentes especies es mega tabú, y su rechazo instantáneo se puede analizar con las ideas de consentimiento y el “discurso de la especie” (como llama Cary Wolf al pensamiento/modis operandush humano de especificidad absoluta). Las personas que conviven con *mascotas* no tienen su consentimiento para bañarlos/vestirlos/elegir su comida, pero es al momento del relacionamiento sexual que aparece la condena social. Además las actividades de mutua satisfacción sexual -libres de crueldad- entre distintas especies también tienen su apoyo por personas como Midas Dekker y Sarah Boxer, ex presidenta de PETA. Otras ongs, como Igualdad Animal, denuncian la zoofilia como un equivalente a “una violación infantil”.

¿Los zorros son buenos o malos? Depende de tu cadena alimenticia. Hay algo enorme e incuestionable que parece diferenciar al resto de los animales con los humanos (simios vestidos que caminan erguidos) y  es *inteligencia*, o la capacidad de usar símbolos y reconocerlos. Parece que el resto es todo igual: muchas especies tienen sus lenguajes, organizaciones sociales y políticas, usan herramientas y sienten depresión y stress.

Boom. Se considera a las pinturas en las cavernas de Lascaux como el nacimiento de la humanidad, o donde empezaron a separarse las personas de los animales mediante el uso de símbolos, de arte. Si pensamos el arte como formas de resaltar cualidades para intensificar ideas y sensaciones (Elizabeth Grosz), entonces todos los animales sexuados tienen estas mismas capacidades, porque las utilizan para atraerse. Y ningún animal está privado de la interacción artística. De hecho tienen otras posibilidades de acercamiento, como x ejemplo las moscas pueden tocar las pinturas, cosa que los humanos tenemos prohibido. Las termitas pueden comerse colecciones enteras. Las aves sobrevuelan sets de filmación y hacen cameos en las películas más taquilleras. Y las ratas pueden estar a la noche en los museos o por fuera de los horarios de apertura a las personas.

Los humanos, en cambio, podemos, diseñar y confeccionar un traje de lobo, usarlo y aullarle a la luna. Así como podemos caminar en dos patas, podemos hacerlo en cuatro patas. Autodiseñarnos, practicar la multiespecie. No usarías el mismo look toda tu vida, entonces ¿por qué serías de la misma especie para siempre? En Zootopia: todos pueden ser todo